«La Feria de Abril lanza un mensaje de respeto por la cultura en todos sus ámbitos»

Entrevista a Filo Cañete, alcaldesa de Sant Adrià de Besòs

0
2

RAÍCES ANDALUZAS. En 2022 regresa la Feria de Abril a Sant Adrià y Barcelona después de dos ediciones canceladas por la pandemia. ¿Cómo cree que es de positiva su vuelta para la ciudad?
FILO CAÑETE.
La Feria de Abril siempre ha sido un fenómeno muy asentado y reconocido, no solo por la ciudadanía de Sant Adrià sino por todo el entorno metropolitano. Siempre ha tenido muy buena acogida. Estoy notando ya como las entidades comienzan a reactivarse, y tienen muchas ganas de poder celebrar la Feria de Abril. Por tanto, es positivo que vuelva.
R.A. Lo de que se siga diciendo que se celebra solo en Barcelona cuando gran parte es territorio de Sant Adrià es difícil de combatir, ¿no?
F.C.
Bueno, aunque reivindicamos que prácticamente la Feria de Abril es de Sant Adrià, la marca Barcelona es muy importante. Esto es así, es la realidad, es caprichosa, pero es lo que es. Pero tampoco es malo, no nos vamos a pelear por eso.
R.A. Estos dos años de pandemia han sido muy duros para todos los sectores económicos de la sociedad, también para las entidades culturales. ¿Le han trasladado las hermandades rocieras y entidades de cultura andaluza de la ciudad sus problemas para tirar adelante estos últimos meses?
F.C.
En términos generales, sí. Yo pienso, y es una reflexión personal, que aquellas entidades que partían de un grupo y una base fuerte se han podido mantener, pero las que no se han debilitado. Pero estoy notando que vuelve a haber una reactivación, aunque las entidades con juntas más envejecidas lo están notando. Porque las entidades necesitan un relevo generacional. Hay que poner en valor las ganas de las entidades de tirar adelante sus proyectos, y eso lo que hace es enriquecer el dinamismo de la ciudad.
R.A. ¿Cree que la Feria de Abril en Catalunya tiene el futuro asegurado al ser un acto que está organizado por entidades culturales cuyos miembros son catalanes ya de tercera o cuarta generación y cuyas raíces están cada vez más alejadas en el tiempo?
F.C.
Bueno, es lo que te decía antes. No solo en la Feria de Abril, en general, si hay jóvenes de esas entidades que viven el proyecto de esa entidad, el futuro existe para dicha entidad. En cuanto a las hermandades y las entidades andaluzas yo veo que hay juventud que marcan y tienen interiorizada esa tradición. Por tanto, creo que hay futuro. No sé si la dimensión o la connotación serán las mismas. Sí es cierto que hay una gran organización, que es la FECAC, que es quien impulsa. Mientras que haya personas que quieran impulsar proyectos, los proyectos tendrán futuro. El problema es cuando no hay ese motor, y siempre son las personas las que lo mueven.
R.A. Muchas veces se ha utilizado la Feria de Abril como arma arrojadiza por parte de nacionalismos de un lado y del otro. ¿Cómo puede revertirse esa mala costumbre?
F.C.
Personal y políticamente no lo veo tan así, o no lo quiero vivir así. La cultura está creada por las personas, y en el caso de la Feria es una tradición. La cultura no tiene por qué entender de nacionalismos, aunque sí es cierto que existen entidades que están politizadas. Creo que sería un grave error, porque la cultura es respecto. Y lo que hace rico un espacio, dile ciudad, región, autonomía, nación o país, dile como quieras, es precisamente que haya proyectos vinculados a personas que quieran hacer cosas, y más si es cultura.
En particular en la Feria no creo que se haya usado como arma arrojadiza. Puede ser de manera personal, pero como partido no creo que haya una lucha.
R.A. ¿Qué mensaje cree que lanza entonces la celebración de un acto tan multitudinario como la Feria de Abril en Catalunya al resto de España?
F.C.
Al principio de celebrarse la Feria se podía transmitir un mensaje de que existía convivencia entre culturas. Ahora el mensaje que transmite es que sigue existiendo esta coexistencia, un respeto por la cultura en todos sus ámbitos. En ningún momento debe ser un arma que te haga inclinarte para un lado o para el otro. Si a los catalanes se les está pidiendo un respeto por la cultura catalana, entiendo que se les tiene que pedir un respeto por la cultura en términos generales.


R.A. Antes de tener un cargo público, ¿visitaba la Feria?
F.C.
Yo tengo raíces andaluzas, toda mi familia es de Córdoba. He vivido la cultura andaluza desde muy cerca, pero lo vivo de manera diferente. He participado en la Feria de Abril pero no de la manera tan intensa como cuando voy a Andalucía. También es cierto que allí acabas conviviendo con familia y amigos, es diferente. Aquí lo viven más las propias entidades y las personas que lo viven como una añoranza. Eso es algo que yo no puedo compartir porque no lo he vivido así, pero sí es verdad que se emociona. Me trae recuerdos de mi infancia. Como muchos catalanes de raíces andaluzas, los veranos los pasaba en el pueblo de mis padres.
R.A. ¿Qué cree que dicen de Sant Adrià sus entidades, tanto las que participan en la Feria como el resto?
F.C.
Ahora mismo estamos en un proceso de diagnosis de la red asociativa de la ciudad. La pandemia nos ha hecho mucho daño. Creo que tenemos una gran red de entidades. Somos un municipio de 37.000 habitantes con más de 100 entidades, que se sienten a gusto en la ciudad. Aunque quizás quisieran ser más partícipes de la actividad de Sant Adrià. Me quedo con eso, con sus ganas de mejorar la ciudad. Por eso estamos en este proceso de reflexión, para ver cómo estamos y para animar a las entidades a participar. Queremos ser una ciudad participativa, pero no por el número de entidades sino porque entre ellas puedan generar sinergias y colaboraciones. Por eso este año la Mostra d’Entitats será un poco diferente porque queremos que se conozcan entre sí las entidades y buscar líneas de colaboración.
R.A. Se acaba de cumplir un año al frente de la alcaldía. ¿Cómo valora estos 12 meses?
F.C.
Pues casi no me ven en mica casa. No, en serio, por una lado, hago una valoración personal muy positiva porque estoy muy satisfecha del trabajo que he hecho. Si la siguiente pregunta es si estoy satisfecha con los resultados te diré que no. Porque hay momentos de mucha frustración por la burocracia que conlleva la administración.
R.A. Mi siguiente pregunta era si había algo que había planeado y no había conseguido.
F.C.
Pues un poco por ahí. Hay muchos proyectos que queremos tirar adelante, que estamos trabajando para ello, pero todo es excesivamente lento. La ciudadanía me dice que es normal, que hay que ir poco a poco, en cierta manera me dan ese espacio. Pero mi legislatura es corta, ni dos años, porque yo siempre digo que la legislatura finaliza el 31 de diciembre de 2022.
También es verdad que el contexto de la pandemia es duro, que nos estamos recuperando de muchas cosas. Donde también ha habido sorpresas que han conllevado un sobreesfuerzo y una implicación importantes que ha hecho que haya dejado cosas por hacer.
R.A. Una de esas sorpresas supongo que es la contaminación en la Playa del Litoral que ha supuesto su cierre desde hace casi un año. ¿Se podrá reabrir este verano?
F.C.
No, desgraciadamente no. Fíjate que el cierre fue al mes de ser alcaldesa. Emocionalmente me tocó mucho porque la playa es un bien de Sant Adrià. Además fue en un contexto de pandemia en el que la gente quería disfrutar de un espacio público. Fue duro, pero desde el minuto uno dije que había que lucharlo. Estamos en la recta final de empezar. Todo lo que hemos hecho hasta ahora ha sido poner de acuerdo a muchos agentes, a todas las partes. Hemos conseguido que el Estado asuma el 100% del coste de las obras de descontaminación de la playa, unas obras que podrán comenzar antes de final de este año 2022. Así que ya está en marcha, pero para este verano es imposible. Veremos, porque las obras duran unos ocho meses.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí