RAÍCES ANDALUZAS. Como andaluz que nació en Barcelona, ¿qué sentimiento le embarga al visitar Catalunya como presidente de la Junta de Andalucía?

JUANMA MORENO. Cataluña para mí es una tierra especial. Nací en Barcelona porque mis padres tuvieron que emigrar en busca de trabajo. Y al igual que lo hizo conmigo, Cataluña ha acogido a muchos andaluces que por aquellos años se vieron obligados a dejar su tierra en busca de oportunidades laborales para poder buscarse un futuro para ellos y para sus familias.

Aunque no crecí en Cataluña, ésta siempre formará parte de la vida de mi familia y de mis sentimientos.

Los andaluces nos sentimos orgullosos de nuestras señas de identidad y yo, como no podía ser de otra manera, me siento enormemente orgulloso de las mías. Cada vez que vengo a Cataluña vengo a una tierra de la que me siento profundamente agradecido y con la que tengo unos vínculos muy especiales.

R.A. ¿Cuál va a ser su estrategia de gobierno para estos próximos cuatro años respecto a las comunidades andaluzas en el exterior?

J.M. Las comunidades andaluzas en el exterior tienen en el Gobierno Andaluz un Gobierno amigo. Éstas son la mejor expresión de la Andalucía acogedora, la que siempre sale al encuentro, la que se fusiona sin renuncias y tiene espíritu integrador.

Las comunidades andaluzas son el icono de la mejor España, la mejor Andalucía y la mejor Cataluña y representan el esfuerzo, la solidaridad y la tolerancia. Son una extensa red que ha contribuido a un fuerte desarrollo de la identidad andaluza fuera de nuestra comunidad y su papel es fundamental para mantenerla viva.

El Gobierno Andaluz va a trabajar por estrechar aún más los lazos entre ambas comunidades porque Andalucía no se entiende sin Cataluña ni Cataluña sin Andalucía.

«Las comunidades andaluzas en el exterior tienen en el Gobierno andaluz un Gobierno amigo»

R.A. Estuvo presente en la celebración del Día de Andalucía de la Federación de Entidades Culturales Andaluzas en Catalunya (FECAC) el pasado mes de febrero, durante la que pudo hablar con miembros de entidades. ¿Qué problemas y deseos le trasladaron?

J.M. Desde aquí quiero agradecer a la Federación de Entidades Culturales Andaluzas en Cataluña el afectuoso recibimiento que me dieron y la gran acogida que tuve. Compartimos una jornada de convivencia en la que pudieron trasladarme sus preocupaciones, algunas de ellas personales, y otras como son las relacionadas con los problemas en la Educación, en la Sanidad, el desempleo, la falta de oportunidades y también la complicada situación que atraviesa Cataluña en los últimos tiempos.

Es imprescindible construir una Cataluña abierta, en la que no se pregunte a nadie de dónde viene sino cómo quiere contribuir a una Cataluña de todos.

Creo que esta es la lección que los andaluces debemos dar a todos aquellos que buscan la división y la fractura social en Cataluña. Hablar de Cataluña es hablar de Andalucía y de España.

R.A. En dicha visita afirmó que el nuevo gobierno de Andalucía no dejará que se pisoteen ni se ninguneen los derechos de los andaluces en Catalunya y que la Junta estará más cerca de ellos. ¿Cómo se traducirá esta declaración de intenciones a nivel práctico? 

J.M. El Gobierno Andaluz tiene un compromiso de gobierno expresado y ratificado y no es otro que el defender desde Andalucía la unidad de España y el Estado de las Autonomías bajo los principios de igualdad y solidaridad en nuestra Constitución. Que no le quepa duda a nadie que el Gobierno Andaluz va a defender y a dignificar las instituciones de la nación española.

Como presidente de la Junta de Andalucía voy a trabajar con intensidad para defender hasta el último milímetro los derechos de todos los andaluces: de los que viven en Andalucía, pero también de los que viven fuera de ella.

Tanto es así que el Gobierno que presido pondrá en marcha ayudas económicas para las entidades andaluzas en Cataluña y apostará por una presencia más decidida y permanente de la Junta de Andalucía en esta comunidad para evitar que se lesionen los derechos lingüísticos y culturales de los catalanes con orígenes andaluces.

«Es imprescindible construir una Cataluña abierta, en la que no se pregunte a nadie de dónde viene sino cómo quiere contribuir a una Cataluña de todos»

R.A. Durante años existió la figura de un representante de la Junta de Andalucía en Catalunya, Valencia y Baleares que hacía de puente entre los andaluces residentes en estas comunidades y la administración en Sevilla, aunque hace un tiempo que desapareció. ¿Se han planteado la posibilidad de volver a crear este puesto de enlace?

J.M. Hemos recuperado la Dirección General de Relaciones con los Andaluces en el Exterior, a la que se dotará de recursos a través de los presupuestos autonómicos.

No obstante, no hay mejor mediación que la buena relación, el diálogo, el respeto y la lealtad institucional entre las distintas administraciones y gobiernos. Y eso es un trabajo en el que hay que seguir ahondando.

No vale centrarse en intereses personales o políticos, hay que trabajar por los ciudadanos que deben ser el eje vertebrador de cualquier política y la preocupación máxima de cualquier dirigente con altura de miras.

Mi compromiso con los andaluces que viven, no sólo en Cataluña, sino en otras comunidades autónomas, es claro y firme.

Hace poco que he estado en Cataluña, pero es una tierra a la que vengo con frecuencia. Lo he hecho en varias ocasiones estando al frente del PP andaluz y también estando al frente de otros cargos que he desempeñado. Cataluña siempre está en mi agenda.

R.A. También afirmó en su visita a Catalunya que el gobierno de la Generalitat quiere marginar a los catalanes de origen andaluz. ¿En qué se basa para tal afirmación?

J.M. No puede ser que haya una parte de la sociedad que quiera imponer su manera de pensar al resto y que rechace todo lo que de ahí se sale. Es evidente que hay un gobierno independentista que quiere marginar a los catalanes de origen andaluz, pero por mucho que lo intente debe saber que va a tener en frente a un Gobierno Andaluz que va a ser dique de contención y contrapeso para evitar que esto ocurra.

No vamos a permitir que no se respeten los derechos de los más de un millón de andaluces que viven en Cataluña, ni su cultura, ni su tradición ni su lengua.

R.A. ¿Considera que es necesario abrir un canal de diálogo entre el gobierno de Andalucía y Catalunya para lograr una mejor defensa de los derechos de los andaluces residentes en tierras catalanas?

J.M. Es necesario tener unas relaciones fluidas basadas en el diálogo con todas las comunidades autónomas porque sólo así podremos darles a los ciudadanos lo mejor de nosotros mismos.

Debemos dejar a un lado los personalismos y centrarnos en trabajar para ellos porque se lo debemos, porque es nuestra obligación y también nuestro deber hacerlo. Cataluña atraviesa unos momentos complicados y deberían cambiar muchas cosas.

Los catalanes y todos los que allí viven se merecen un gobierno que respete la diversidad y la pluralidad que hay en Cataluña.

«Mi compromiso con los andaluces que viven, no sólo en Cataluña, sino en otras comunidades autónomas, es claro y firme»

R.A. Muchas entidades de cultura andaluza en Catalunya están preocupadas por la bajada, y en algunos casos, la desaparición de las subvenciones por parte de la Junta de Andalucía. ¿Su gobierno mantendrá la ayuda a las comunidades andaluzas en el exterior?

J.M. Como decía antes, estamos dando pasos muy importantes para poner en valor de nuevo y recuperar el papel que las comunidades andaluzas en el exterior deben tener, y en particular en el caso de Cataluña donde tenemos el mayor número de andaluces de origen residiendo. Reinstaurar la Dirección General ha sido uno de esos pasos, pero no nos conformamos.

Queremos impulsar más acciones de apoyo, y por ejemplo vamos desde el Gobierno andaluz a desarrollar un convenio con las entidades que aglutinan a los andaluces en el exterior para crear puntos de información y de apoyo para facilitar el retorno de todos los que quieran volver a Andalucía. A través de la misma Dirección General, queremos facilitar los trámites y gestiones que este colectivo tiene que realizar para hacer valer sus derechos o solicitar determinadas prestaciones.

Para eso, vamos a convocar una línea de subvenciones para que, a través de las comunidades andaluzas en el exterior, se facilite esa orientación. Y en esa línea vamos a seguir avanzando.

R.A. ¿Estará presente en la celebración de la Feria de Abril en Catalunya 2019?  

J.M. Me encantaría, pero este año tengo distintos compromisos que me van a impedir poder asistir. Pero el año que viene intentaré venir porque creo que es un momento único que merece ser vivido junto con todos los andaluces que viven en Cataluña.

R.A. ¿Será la primera vez que visite la Feria catalana o ya lo ha hecho en el pasado?

J.M. Es algo que siempre he querido hacer. Sobre todo, porque conservo mucha familia en Barcelona y todos los años me invitan a que pueda disfrutar con ellos de la feria.

Creo que es muy importante que este tipo de costumbres se conserven y se potencien; porque, aunque no parezca de las más importantes, lo es. Hay que conservar las raíces y las tradiciones para que nunca se pierda esa esencia tan especial que tenemos los andaluces y que siempre llevamos tan a gala allí donde vamos.

«No vamos a permitir que no se respeten los derechos de los más de un millón de andaluces que viven en Cataluña, ni su cultura, ni su tradición ni su lengua»

R.A. ¿Qué cree que dice de Catalunya el hecho de que se celebren durante tantos años y con tanto éxito de público actos como la propia Feria de Abril o la Romería del Rocío?   

J.M. Más de medio millón de catalanes son de origen andaluz por lo que es normal que se quieran revivir momentos que recuerdan a la tierra de la que procedemos.

En Cataluña hay 164 entidades que preservan las señas de identidad de Andalucía siendo la Feria de Abril o la Romería del Rocío algunas de las más destacadas.

En concreto, la Feria de Abril de Barcelona es la fiesta más multitudinaria en Cataluña, ya que todos los años asisten a ella más de 3 millones de personas. Sólo en Barcelona hay más de 35 escuelas de flamenco y 20 hermandades del Rocío.

Sin duda, se trata de fiestas populares que se han convertido en una oportunidad perfecta para poner en valor todo lo que nos une y realzar la cultura andaluza. 

R.A. ¿Qué piensa que se puede aprender de los andaluces en Catalunya que trabajan a diario para mantener su cultura en tierras catalanas sin dar la espalda a la cultura de la tierra que les acogió? 

J.M. Podemos aprender mucho de ellos. Como nosotros, ellos también se sienten muy orgullosos de sus raíces porque son éstas las que nos marcan nuestro presente y nuestro futuro. Son andaluces que llevan a su tierra en la cabeza, pero lo que es más importante la llevan en el corazón.

Desempeñan una labor fundamental siendo vehículo de transmisión de algo tan importante como es la cultura o las señas de identidad andaluzas. Para mí tienen mi mayor respeto, mi máxima admiración y mi enorme agradecimiento como presidente de la Junta porque transmiten al resto lo mejor de nosotros mismos y lo mejor de una comunidad tan especial y con un potencial tan enorme como el que tiene Andalucía.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here